en esta epoca de crisis, que grounding necesitamos?

Lowen define el Grounding como procedimiento de enraizamiento adulto en la realidad, colocando el foco sobre la extremidad inferior del organismo, particularmente en las piernas y pies.

Para Que? Para favorecer una repartición armoniosa de la energía dentro
del organismo y luchar contra la tendencia cultural narcisista.

De hecho esa tendencia cultural narcisista favorece una hiperestimulación
de la extremidad superior del organismo: estimulación del cerebro izquierdo, el cerebro que forma las identificaciones con las imágenes sociales de reconocimiento y poder. Entonces, reestablecer el equilibrio, homeostático del organismo (salir de ese procedimiento cerebral izquierdo) consiste en movilizar el cerebro derecho (las funciones sensorio-emocionales, corporales) dirigiendo la energía hacia abajo, las piernas/pies; reestablecer el contacto con la realidad, su realidad corporal, afectiva, interpersonal, restablecer su contacto con la realidad ambiental incluyendo los ritmos de la naturaleza que nos rodea.

septiembre

angel tech, antero alli, animismo aminoacidico, ADN

El sistema nervioso central controla al cuerpo. Su regulación del dolor, placer, reflejos, comportamiento, emociones, y todo lo que conocemos como “real” es una respuesta del programa que recibe del ADN. El Cuerpo es, por naturaleza, devocional, y toma sus ordenes del Cerebro, una bio-computadora inocentemente operando desde las ordenes de su creador, el ADN, que a su vez evoluciona desde los Misterios Subatomicos agitándose eternamente en el núcleo del átomo.

El mensaje que los Misterios Subatomicos transmiten al ADN es: I-N-F-I-N-I-T-O. Cuando el Sistema Nervioso Central lo recibe, deletrea: INMORTALIDAD, y cuando el Cuerpo lo capta, es Hora de la Reproducción. Por esta razón el sexo es uno de los misterios más grandes. Traduce el mensaje genético de la inmortalidad reproduciéndose para perpetuar la especie, siendo la manera del ADN de conocerse a sí-mismo a través del propósito de vivir para siempre. Sin embargo, el ADN pudo no haber diseñado/traducido su mensaje/programa de inmortalidad para acomodarse a cada necesidad particular de supervivencia de cada Sistema Nervioso Central. Hasta que este programa sea hecho consciente y entendido, es seguro decir que somos Robots para el ADN. Esto es, hasta que aprendamos lo suficiente acerca de este programa con nuestro Cuerpo y nuestro Sistema Nervioso Central para aprender a pensar como el ADN y co-diseñar el programa. Ya que el ADN es el lenguaje por el cual la vida se conoce a sí-misma, queda en nosotros reconocer una base biológica para nuestras ideas acerca de la Vida. Mientras más descubrimos como funciona la Vida, más podemos sincronizarnos con su Intento y Estar Vivos. Pero antes, tenemos que encontrar, definir y redefinir nuestro Self condicionado, robotico.. la parte de nosotros que funciona en AUTOMATICO y gobierna esas regiones aún no reclamadas por nosotros mismos y nuestra aceptación.

Cuando reconocemos que estas cosas que componen nuestra vida no son solo “cosas” sino funciones de una misma inteligencia (como los colores a la luz), la reprogramación del robot es posible.


La gravedad sigue siendo nuestra fuente de instrucciones más grande. Para volar más alto, planta tus pies firmes en el piso… piso.

(Extracto de Angel Tech, por Antero Alli)

shock psicocorporal y chapel perilous


Chapel Perilous, like the mysterious entity called “I,” cannot be located in the space-time continuum; it is weightless, odorless, tastless and undetectable by ordinary instruments. Indeed, like the Ego, it is even possible to deny that it is there. And yet, even more like the Ego, once you are inside it, there doesn’t seem to be any way to ever get out again, until you suddenly discover that it has been brought into existence by thought and does not exist outside thought. Everything you fear is waiting with slavering jaws in Chapel Perilous, but if you are armed with the wand of intuition, the cup of sympathy, the sword of reason, and the pentacle of valor, you will find there (the legends say) the Medicine of Metals, the Elixir of Life, the Philosopher’s Stone, True Wisdom and Perfect Happiness.

That’s what the legends always say, and the language of myth is poetically precise. For instance, if you go into that realm without the sword of reason, you will lose your mind, but at the same time, if you take only the sword of reason without the cup of sympathy, you will lose your heart. Even more remarkably, if you approach without the wand of intuition, you can stand at the door for decades never realizing you have arrived. You might think you are just waiting for a bus, or wandering from room to room looking for your cigarettes, watching a TV show, or reading a cryptic and ambiguous book. Chapel Perilous is tricky that way.

Robert Anton Wilson

ESTADO ACTUAL DE LA AGENCIA EN 2010-2014

claro que despues de mucho tiempo se daba cuenta que la verdadera misión para este momento en el tiempo y el espacio presente era la de encarnar cada centrimetro de la espesura de su cuerpo, procreando lentamente un respeto más severo, más real y verdadero frente a toda la conjunción de vivencias que este cuerpomente vino experimentando a lo largo de los últimos años. claro que el silencio entremedio de las noches frescas con una cuota de nubosidad latente podían desmembrar hasta el último de los sentidos posibles pero aun así pequeñas reverberaciones esperanzadoras se translucian a través de los espejos del eco, para mostrar, una vez más, que la percepción de la experiencia captada por la mente es mucho más acotada que la totalidad, captada y recaptada por cada uno de esos centrimeros que de ahora en más son adorados como la casa de esta entidad que decidió descender tempranamente a este plano para llevar a cabo susodichas misiones con el contacto con otros.

(extraido tempranamente de bitacora de campo)

el aliado

El Si-Mismo, una continuidad psicocorporal


(en el siguiente extracto, el terapeuta bioenergético Guy Tonella expone su concepto del Si-Mismo, que golpeo fuertemente mi cuerpo y mente por las recurrentes correspondencias con distintas lineas y corrientes varias que ven al ser humano desde una visión multidimensional, tal como los ocho minicerebros de
Timothy Leary expandido luego por diversos autores–y también por ser un paradigma con una cuota de humanidad importante dentro de su simbología)

El Sí-mismo es una interface entre lo biológico y lo social. Se construye en la encrucijada de los procesos biológicos que lo sustentan y de los procesos interpersonales que le dan subjetividad. Es el lugar de convergencia fenomenológico entre los fenómenos instintivos y los fenómenos socioculturales.

El cuerpo propio es la primera manifestación del Sí-Mismo que surge. Es la primera realidad subjetiva del Sí-Mismo y la base de su desarrollo.
Por ejempo, la regulación del sueño en el lactante se somete inmediatamente por una parte a sus mecanismos hereditarios neurobiológicos, por otra parte a las normas sociales subjetivas de sus padres. Lo mismo ocurre con la regulación de su alimentación y su expresión física y emocional en las distintas interacciones (contactos, cuidados, juegos..). Estos vínculos con el medio ambiente humano subjetivizan el soma provocandole al ser un cuerpo propio, como suelo abonado para la aparición de la conciencia subjetiva y la intencionalidad.

Blake (2002) pone de manifiesto que a cambio, estas primeras modelizaciones sociales modifican los procesos neurobiologicos somáticos .causan cambios estructurales y funcionales al nivel de las conexiones entre neuronas. Concretamente, las experiencias emocionales modifican las células del hipocampo, las más sensibles a las experiencias emocionales, y mejoran la eficacia de las sinapsis. Por otra parte, las vivencias de apego modifican los circuitos límbicos-frontales, implicados en la modelización de la “sensibilidad”.

El Si-mismo se define como un conjunto funcional resultado de la cointegración de cinco funciones: la función energética, la función sensorial, la función motriz, la función emocional y la función de percepción/representación.

Cada función del Sí-mismo apoya la siguiente y se apoya sobre la anterior. Las variaciones que se producen en una de las funciones del Sí-mismo causan variaciones en el conjunto de las demás funciones, como una ola que se desplaza. Por ejemplo, “Al pasar por el cuerpo, decía Lowen, las olas respiratorias activan todo el sistema muscular”.

La función energética es la sede las variaciones cuantitativas de la excitación, que estimulan la vitalidad y la motilidad del Sí-mismo bajo forma pulativa y vibratoria. La modulación de los flujos energéticos produce fenómenos de activación/desactivación. Son regulados por las necesidades biológicas y modelados por el medio ambiente familiar.

La función sensorial, por sus manifestaciones cualitativas, desempeña el papel de conciencia primitiva del Sí-mismo. Su expresión es controlado y modelada por el medio ambiente familiar: por ejemplo, el binomio elemental dolor/placer se somete inmediatamente a un conjunto de normas de expresión, aprobadoras/desaprobadoras.

La función motriz es doble. A través de los ajustes de su tonicidad postural, ofrece la sensación de “envoltura tónica” o “frontera” consciente del Sí-Mismo. Por los ajustes de su tono muscular, desempeña el papel de preparador del Sí-mismo para la acción y la expresión. La función motriz apoya la construcción de patrones de conducta y patrones posturales consustanciales al Sí-Mismo y modelados por los intercambios interpersonales.

La función emocional desempeña un papel de expresión y comunicación subjetiva con el ambiente social. Por sus manifestaciones emotivas corporales, desempeña un papel catártico de regulación del Sí-Mismo. Por su modo de afectar, desempeña un papel de elaboración psíquica de la información cognitiva.

La función de representación, por su sistema de imágenes y señales linguísticas, da un significado a las experiencias energéticas, sensoriales, motrices y emocionales. Las codifica, las simboliza y las vuele comunicables verbalmente. Garantiza la capacidad del Sí-Mismo para reflexionar sobre Uno-Mismo y sobre el mundo.

Cada una de estas funciones participa en el autoconocimiento, desde el nivel más elemental (la sensación vital de existir físicamente) al nivel más complejo (la conciencia de tener un espíritu para Uno-Mismo).  Sin embargo, la integración del Sí-Mismo depende de los enlaces que se construyen entre estas funciones.

Guy Tonella, Paradigmas para el Análisis Bioenergético al Alba del Siglo 21